Páginas

15 enero 2011

El trastorno esquizoafectivo que comienza en la infancía -- Una perspectiva del caso por un Médico


Somos afortunados de tener la siguiente perspectiva sobre el caso de mi hija de su médico de cabecera, el Dr. David Marwil, MD.



Hace varios años, Jeanie Wolfson y su hija Keri llegaron a mi consultorio, frustradas y desalentadas. Durante muchos años, Keri estuvo sufriendo fatiga profunda, somnolencia, dolores de cabeza, dolores en el cuerpo, y alucinaciones. Ella había visitado una lista larga de médicos, incluyendo endocrinólogos, neurólogos y psiquiatras, y le habían recetado una lista aún más larga de medicamentos.

Ningun diagnóstico había descrito, adecuadamente, sus síntomas.

Jeanie participó activamente en el cuidado de la salud de su hija. Aunque Jeanie trabajaba a tiempo completo, frecuentamente ella estaba en el Internet en busca de las causas de los síntomas de Keri. En el Internet, ella encontró trastornos esotéricos desconocidos por los médicos de Keri.

Preparando un nuevo historial médico, desde el principio, me di cuenta de que la falta de sueño, el exceso de sueño, y alucinaciones, parecido a MRO (Movimiento Rápido de los Ojos) habían plagado a Keri desde temprana edad. Conociendo la importancia del sueño, envié a Keri a hacerse un estudio del sueño, que, sorprendentemente, nunca antes se le había sugerido.


Con la certeza de que los problemas de sueño podrían estar contribuyendo a los demás problemas, Jeanie, en última instancia, se encontró con el nombre de un endocrinólogo de vanguardia en Nevada, que, después de hablar con ella, pensó que él podría ser capaz de ayudar a su hija. Jeanie y Keri hicieron el viaje, y después de pruebas exhaustivas, el doctor encontró numerosas anomalías en la sangre de Keri, los huesos y la absorción intestinal. Se le ocurrió una teoría sobre de lo que posiblemente podría ser la causa de todos sus problemas, y comenzó el tratamiento con la intencion de ayudar a aliviarlos. Mientras tanto, me mantuvieron bien informado de todos los procedimientos, y cuando los resultados de los ensayos fueron compilados, tuve la oportunidad de estudiarlos y revisarlos a fin de continuar el tratamiento medico de Keri como su médico de cabecera.

Keri parecía sentirse un poco mejor después de comenzar el tratamiento médico. Ella no estaba del todo bien, pero algunos de sus síntomas mejoraron, como la baja densidad ósea, el dolor e infecciones frecuentes.

Luego de la revisión de los resultados de la prueba, me di cuenta de que su nivel de la tiroides estaba un poco bajo. Yo no pensé que su nivel fuera lo suficientemente bajo como para causar síntomas más sutiles, sin embargo ella tenia síntomas notorios de un nivel bajo de la tiroides, tales como fatiga, somnolencia, depresión, piel seca, pelo quebradizo, la falta de la menstruación, dolor del cuerpo, y sensación de frío.

Cuando ella comenzó el tratamiento hormonal de la tiroides, sus síntomas de baja tiroides mejoraron dramáticamente. Ella ya no estaba tan somnolienta. Ella comenzó a menstruar, la piel y el cabello mejoraron y su estado de ánimo se iluminó. Ella podía ir a la escuela, prestar atención en clase, y hacer sus tareas.

Me sorprendió que algo tan sutil podría causar síntomas tan profunda.

Keri mostró otros síntomas, como alucinaciones e insomnio, que no se ajustaban a un diagnóstico de la tiroides baja. Tampoco estos síntomas parecian estar relacionados con otras hormonas en Keri , que estaban bajas, como el cortisol y la progesterona. Sin embargo, estos síntomas también parcialmente se mejoraron con la introducción de las hormonas adicionales. Obviamente, habia mucho más en este rompecabezas.

De artículos de investigaciónes científicas, que Jeanie me trajo, aprendí de que deficiencias en determinadas vitaminas y minerales pueden afectar la función de algunos de los receptores químicos del cerebro. Ella encontró suplementos que contenían gran cantidad de estos nutrientes. Curiosamente, las síntomas, de Keri mejoraron después de comenzar a tomar estos suplementos y se empeoraron cuando los dejaba de tomar. Desarrollé un nuevo respeto por el papel de los nutrientes y hierbas en mejorar la salud. Ya no los veo como medicina "alternativa", sino más bien como “medicina integrada.”

Mi experiencia con Keri y Jeanie me ayudaron a repensar de cómo se practica medicina. Siempre traté de hacerlo en la forma que aprendí durante mi entrenamiento, que consiste en recoger una lista de los síntomas del paciente, llegar a un diagnóstico de trabajo, a continuación, volver atrás y obtener otros síntomas para encajarlos dentro de un diagnóstico. Si los síntomas del paciente no se ajustaban a mi diagnóstico preferido, yo les desechaba como irrelevantes y confusos. Ahora tomo el enfoque de la recogida de los síntomas, hago montajes por categorías de diagnóstico, y mantengo en reserva los síntomas inexplicables. Al igual que en un crucigrama, si usted no sabe la respuesta de una determinada casilla, puede pasar a la siguiente. Una vez que más casillas se rellenan, posiblemente se puede llegar a encontrar una solución completa al problema.

Nuestros pacientes nos están dando las pistas, y cada una de ellas es importante. Como médicos, debemos mantener la mente abierta y en vigilia. Hay mucho que no sabemos. El paradigma siempre ha sido seguir protocolos prescritos de diagnósticos y tratamientos basados en la evidencia. Las compañías de seguros han recogido este paradigma y así limitan su cobertura sólo a los protocolos y tratamientos en particular. El problema es que mucho de lo que hacemos no se basa en la evidencia sino más bien debemos confiar en nuestro pensamiento critico y la intuición, a lo que nos referimos como el arte de la medicina.

La búsqueda tenaz, de Jeanie, por una solución al problema de Keri, junto con nuestro descubrimiento casual de pruebas de sangre anormales, Keri dio un giro a una vida nueva. Dios bendiga a Jeanie por el sacrificio que hizo por su hija, y que Dios bendiga a Keri por el sufrimiento que soportó. Ahora el tiempo para el sufrimiento ha terminado, pero el momento de adoptar un enfoque más integral al cuidado del paciente está comenzando.




Escrito por
David  Marwil, M.D.

Traducido de inglés a español por
Herb Wolfson & Lilian Bahr
(en inglés)


Propiedad de   noesmental.blogspot.com / Jeanie Wolfson / David Marwil
Última revisión: 17 enero 2011

1 comentario:

  1. ¡Enhorabuena! Espero que el nuevo blog ayudara a la gente tanto como el blog en Inglés ha hecho.

    ResponderEliminar